Text

Este álbum (1989), es una fiel expresión del hard rock de finales de los 80 y principios de los 90. Fue el cuarto LP de esta banda británica, a la cual le perdí la pista en aquel momento, pero que hoy en día continúa rockeando y sacando discos. El vocalista Ian Atsbury y el guitarrista Billy Duffy, escribieron varias de sus mejores canciones para esta emblemática producción que los redefine en una volátil mezcla de rock & roll y post punk.

Sun King abre el disco, y es la primera muestra del hilo conductor hedonista omnipresente en las mejores bandas de rock de la época. Otras canciones destacadas son Sweet Soul Sister, que es una crítica velada a la americanización de Europa, y su más conocido single Fire Woman que bien podría haber estado dedicada a Melisandre de Asshai. Sin embargo, para mí la mejor canción de todo el álbum, y probablemente una de las mejores de esa época es Edie (Ciao Baby): con melodiosos riffs, arreglos enérgicos de violines, sonido rotundo y la potente voz de Atsbury como una mezcla de Glenn Danzig con Jim Morrison. En el disco, los créditos de la batería van para Mickey Curry pero yo estoy seguro de que en el videoclip de Edie, quien sale tocando la batería es Matt Sorum (ex GNR, ex Velvet Revolver).

Buenos solos de guitarra, rugidos, baterías sólidas y letras que exaltan los excesos propios de tiempos mejores, en donde lo que importa era restregarle en la cara a la sociedad su hipocresía. Ese rock auténtico de los ochenta y noventa que es una droga en sí mismo, es el que destila cada canción de esta producción, que está tan vigente ahorita como hace casi 24 años cuando lo escuché por primera vez.

Text

imageA esta banda la catalogan de experimental porque combina el sonido electrónico con el sonido eléctrico y además casi todas las canciones son instrumentales. La etiqueta me resulta un poco odiosa ya que toda la buena música es resultado de la experimentación con armonías, instrumentos, letras, etc.  En mi opinión, decirle a una banda “experimental”, es como un eufemismo para llamarla rara.

Pero volviendo a Battles, en este disco nos brindan un acento exaltado y en ocasiones furioso, con mucha energía y efectos delirantes. Y antes de seguir lanzando adjetivos, mejor describimos el asunto de manera menos poética: cuatro integrantes, tres guitarras, un bajo, una batería, dos teclados, voces y muchos efectos; todos en una licuadora y obtenemos las once canciones contenidas en Mirrored. Una mezcla muy sólida y muy bien lograda.

Entre las canciones más destacadas tenemos Race: In y Race: Out, una abre y la otra cierra y hacen que el disco suene bien redondo y se sienta como una verdadera obra integral y no como un grupo de canciones juntas y ya. Además están Atlas, Tonto, Rainbow y Tij; todas sobrepasan los siete minutos de música intensa y nunca muy redundante.  Otra que merece mención especial, aunque no por su duración sino por su ritmo ajustado es Leyendecker. Pero en síntesis, es un disco que vale la pena escuchar completo, ya que la banda tiene la fuerza requerida cuando se mezclan estas composiciones.

Text

De entrada anuncio que no puedo ser lo suficientemente elocuente para describir lo buena que es esta serie de novelas gráficas. Están escritas por Brian Azzarello e ilustradas por Eduardo Risso, un par de monstruos de la industria del comic que trabajan mayormente para DC Comics/Vertigo. Es la mejor muestra que he leído en los últimos años del genero pulp-noir en este formato.

Es la historia de una conspiración, de organizaciones secretas y de grupos, alianzas y cofradías por encima de la ley y por encima de la moral. La trama gira en torno al poder, la venganza y en ocasiones la redención. A muchos de los personajes se les ofrece la oportunidad de vengarse sin tener que enfrentar las consecuencias de sus actos, y el dilema ético es tratado de diferentes maneras según el caso. El Agente Graves, le ofrece a ciertos “elegidos” un maletín lleno de información incriminatoria, una pistola y 100 balas, y la garantía de que ningún agente de la ley actuará siquiera para investigar el asesinato cometido con dicha pistola y dichas balas si se llegara a efectuar. Este juego en donde no hay recompensas o castigos más allá de la venganza consumada (o no), resulta ser solamente una pequeña pieza dentro de un gigantesco rompecabezas que se va armando a medida que nos adentramos en la historia llena de personajes complejos y antihéroes atormentados.

Todo acerca de 100 Bullets es memorable. Las ilustraciones crudas, los protagonistas y sus defectos, el slang callejero y los modismos locales usados por los diferentes personajes, los misterios sin resolver y el enlace con hechos históricos de la vida real, y por supuesto la historia envolvente. La adictiva lectura de esta serie (100 fascículos o 13 ediciones coleccionables) la convierte en pieza obligada de colección.

Text

Ya sólo por el título, provoca leer este libro. Aunque no es un manual del insulto, ni da consejos o métodos para la agresión verbal, el nombre de esta pequeña antología alude a la punzante prosa de quién fue quizás el filósofo más odioso, Arthur Schopenhauer (1788 – 1860). El libro recoge una selección de críticas, oprobios, reflexiones, censuras, desprecios y diversas provocaciones que hace este célebre pensador alemán a lo largo de toda su obra.

Algunos de sus ataques siguen tremendamente vigentes: a los sistemas educativos, a la religión, al nacionalismo, e inclusive a los derechos (no existentes) de los animales. Otras de sus cavilaciones presentes en este libro, son más bien odiosas para el lector de contemporáneo por su carga misógina y/o tremendamente prejuiciosa. Son especialmente divertidos sus ataques a Hegel, pero en especial su desprecio a la ópera, la cual considera vulgar y hasta imbécil. Quizás una de las curiosidades más notables, es un pequeño párrafo dedicado a los Derechos de Autor, que Schopenhauer desprecia por considerar que el deseo de lucro de un escritor corrompe sus posibilidades de escribir algo que valga la pena leer. Teniendo en cuenta que estás ideas fueron expresadas en el siglo XIX, es sorprendente la vigencia del reclamo.

El libro esta ordenado alfabéticamente por temas que van desde el aburrimiento, pasando por la felicidad, los ingleses, el orgullo nacional, la ropa femenina y termina en vulgaridad. Párrafos cortos en donde el autor abre fuego con mordaz inteligencia ante temas que pueden ser triviales o anecdóticos, o pueden ser muy profundos y trascendentales. Es una entretenida lectura y aunque no te enseña cómo insultar, si te puede dar municiones si es que concuerdas con el autor en alguno de los diversos temas que recorre el libro.

Video

I was here de Beyoncé en la Asamblea General de la ONU en el Día Mundial de la Ayuda Humanitaria. Nunca pensé que postearía algo de Beyoncé o inclusive remotamente cercano a su música en el blog. Simplemente no es mi estilo, sin embargo este video me conmovió lo suficiente.

Text

Hace ya veinte años comenzó mi descenso a la demencia de la mano de Howard Phillips Lovecraft. De hecho, mi innatural obsesión por la literatura comienza con este inefable escritor. En algún grimorio olvidado leí que el loco James Hetfield era un ávido lector de Lovecraft y hacía referencia en sus canciones a varios de los temas presentes en su obra (The Thing That Should Not Be, The Call of Ktulu). Hipnotizado por las guturales melodías de Metallica, me afané a buscar sus escritos y a devorármelos frenéticamente, como si me impulsara una fuerza desconocida y mi voluntad se hubiese sometido a esos versos desacordados.

Debí saber que tarde o temprano sus encajadas historias volverían a tocar a mi desolada puerta. En las montañas de la locura es una de sus más celebradas obras, en dónde se narra la estrangulada expedición a tierras ignotas en el primigenio continente antártico. Su perturbado estilo es una referencia constante a las emociones más profundas que un ser humano puede sentir cuando conoce el horror sin nombre. Además, hay constantes menciones a los Mitos de Cthulhu y al ignominioso libro prohibido, el Necronomicón, por lo que cualquier alma que Lovecraft haya enajenado con sus otros escritos encontrará solaz en este terreno familiar.

La edición que leí, de Libros del Zorro Rojo, es un tesoro invaluable. Además cuenta con las trastornadas ilustraciones de Enrique Breccia, que nos permiten adentrarnos de manera más vívida en los horrores descritos por el autor. La locura que nos impulsa a leer a Lovecraft deja una cicatriz permanente que nos atormenta toda la vida. Y sin embargo regresaré una y otra vez a sus inenarrables escritos. Como tú también lo harás.

Quote

"Solo por una convención reduccionista, por comodidad, decimos “África”. En la realidad, salvo por el nombre geográfico, África no existe"

- Riszard Kapuscinski - Ébano
Text

He leído otros libros sobre África, pero ninguno como este. Los libros que buscan explicar este continente lo hacen desde diferentes perspectivas: a veces sobre su pasado colonial y los efectos de ello en su historia contemporánea; a veces sobre sus conflictos interétnicos o nacionalistas; a veces sobre sus vastos recursos o su vasta geografía; es muy común leer acércate de los crueles dictadores, caudillos y criminales que han desangrado a su propia tierra; hay muchos libros que hablan acerca de la pobreza extrema de algunos de sus países y de la ayuda internacional que reciben o dejan de recibir. Kapuscinski escribe sobre su gente. No escribe sobre los líderes o políticos. No escribe sobre Johannesburgo, Nairobi, Lagos, El Cairo o Casablanca. Ryszard Kapuscinski escribe sobre la gente común, la vida urbana y rural, los mercados, los conductores, los estafadores y los niños.

Durante más de 30 años, Kapuscinski fue corresponsal en África para la prensa polaca, y aunque no contaba con los mismos recursos que podría contar un corresponsal francés, británico o norteamericano, el periodistas se las arregló para estar presente en donde había historias que valía la pena contar, desde la violenta revolución de Zanzíbar, pasando por el ascenso de Idi Amin en Uganda, el genocidio en Ruanda, hasta el final de la lucha por la independencia de Eritrea después de treinta años de guerra con Etiopía.

El libro es un collage de historias que retratan la diversidad que encierra el continente. A través de sus vivencias, anécdotas, reflexiones y comparaciones podemos entender un poco mejor culturas y realidades ajenas que en el imaginario popular han estado siempre distorsionadas por la miopía mediática o por la simple ignorancia y soberbia occidental que domina nuestra cultura. Ébano era un libro que quería leer, ahora es el libro que quisiera escribir.

Text

La primera vez que vi a Penn & Teller, hace muchos años, ni siquiera supe sus nombres. Solamente recuerdo el truco que hicieron que consistía en que Penn disparaba a Teller con una pistola y éste último agarraba la bala con los dientes. Años más tarde los vi como invitados en SNL y ahí fue que aprendí sus nombres. Desde entonces traté de seguirles la pista y verlos cada vez que podía. Cosa que era bastante difícil en la era pre-internet. Por un tiempo me olvidé de ellos, hasta que vi en FX su programa de TV, Bullshit!. Sencillamente me cautivaron nuevamente.Empecé a buscar e investigar más sobre ellos y descubrí que Penn Jillette era ateo, y que además escribía y hablaba mucho sobre el tema, en el mismo estilo (que ya admiraba) que usaba en los episodios de su programa. La admiración se convirtió en amor.

God, no!, es una mordaz crítica a la religión acompañada de una revisión atea y humanista (valga la redundancia) de los diez mandamientos. Penn propone unas reglas más cercanas, con más compasión y mejor adaptadas a la moral del presente, que los tradicionales y muchas veces absurdos diez mandamientos. Cada capítulo empieza con el mandamiento original y luego la propuesta del autor, y de ahí procede a relatar experiencias y anécdotas que validan o le dan profundidad al nuevo mandamiento.

Se lee fácilmente y casi todas las historias son graciosísimas. Penn escribe como habla, lo cual hace que el libro sea honesto, entretenido y además muy didáctico. Detrás de los chistes y toda la parodia hay enseñanzas y reflexiones muy profundas acerca de quiénes somos y quiénes queremos ser como personas. Acerca de la libertad, la humildad y sobre todo acerca de la verdad. Todo el mundo debería leerlo.

Text

Descubrí esta banda hace poco y por casualidad. Estaba “arroceando” en la casa de un amigo de un amigo, y de pronto pusieron un DVD (o BRD) de estos señores. Al principio pensé que se trataba de unos bloopers que venían como extra en el DVD de una banda seria, pero después de ver un par de canciones me di cuenta de que esa era la música real de este dúo. Eagles of Death Metal es una agrupación satírica como lo son Tenacious D o Steel Panther. Musicalmente me gustan más que los dos anteriores, ahora no me dan tanta risa como TD, con sus letras o SP con sus pintas.

Creo que lo más gracioso de EofDM no son su canciones o siquiera el concepto. Es el hecho de que hace 25 años las bandas eran así, tenían esas letras y esas mismas portadas en sus discos sin pretender hacer parodia. Bandas como Mötley Crüe, Ratt, Cinderella, David Lee Roth, e inclusive Rolling Stones tienen canciones con los mismos temas sexuales y tienen álbumes con portadas similares.

La banda está compuesta esencialmente por Jesse Hughes y Josh Homme (Queens of Stone Age), y tienen tres discos hasta el momento: Peace, Love, Death Metal (2004), Death by Sexy (2006), y Heart On (2008). Todos tienen buenos temas, pero prefiero el segundo álbum. Destacan Cherry Cola, Don’t Speak (I Came to Make a Bang), y The Ballad of Queen Bee and Baby Duck. Ahora bien, son una banda para pasar el rato y escucharla de vez en cuando. Suenan bien y los discos son bastante buenos, pero EofDM no me gusta lo suficiente como para tenerla en mi playlist.

Text

Dune, la película que pudo haber sido un fenómeno de la cultura pop, hoy es una mediocre versión fílmica de una historia clásica de la literatura de space opera. Otro director en vez de David Lynch, y quizás hubiese una colección de Lego de Dune y millones de juguetes, action figures, cereales y quién sabe qué productos al estilo Star Wars.

No es que David Lynch sea un mal director, todo lo contrario. Pero esta película falla en todo: guión, efectos especiales, musicalización, edición, arte. Y lo peor es que de verdad la historia tiene potencial para haber rivalizado con Star Wars en su momento, pero la película es tan confusa y tan fastidiosa que no me extraña que haya quedado en el olvido.

Lo único que se salva es el casting, que cuenta con figuras de primera, en especial Brad Dourif que hace del Mentat Piter De Vries. Tendré que ver las miniseries que sacaron en el 2000 y en el 2003 para ver si reivindican la franquicia. 

Text

Empecé este libro de cuentos de  Andrzej Sapkowski, antes de embarcarme en la saga de Geralt de Rivia como para tener un atisbo del autor. Ya que las expectativas son considerables y la saga abarca varios tomos, decidí que era preferible tener una idea previa ya que la lista de libros por leer es larga y quiero calcular bien mis prioridades. Igual tenía una noción de la historia ya que he jugado The Witcher en la PC y me gustó bastante.

Los cuentos son variados en temática, género y extensión. Si bien el primero de ellos y el que le da el título al libro, está vinculado con la saga de Geralt de Rivia (al igual que uno de los últimos), no son cuentos de fantasía épica. Si bien los cuentos de miedo, ciencia ficción y fantasía están todos emparentados, lo cierto es que cada uno tiene sus propias texturas y colores que los diferencian bastante entre sí. Me gustaron especialmente En el cráter de la bomba y también Lo que sucedió en Mischief Creek; el primero es una sátira de la guerra en una realidad alterna pero muy posible dentro de la tantas veces invadida Polonia, y el segundo se ambienta dentro del Estados Unidos colonial y fanático en dónde en nombre de la religión, el odio, la ignorancia y la codicia tuvieron lugar numerosas quemas de brujas.

Una de las cosas que más disfrute del libro es que antes de cada cuento, el autor relata cómo llegó a escribirlo y en qué circunstancias, lo que nos ayuda a comprender mejor el mundo de este fantástico escritor polaco. Hay inclusive una anécdota vinculada con George R. R. Martin, ahora tan de moda gracias a HBO. Lo leí en versión electrónica y quizás la traducción es amateur porque en ocasiones me parecía que ciertas cosas o palabras en el texto no cuadraban, sin embargo, en general, me dejó un buen sabor en la boca y recomiendo su lectura.

Text

Un libro de lectura fácil pero con un tema muy profundo y con gran alcance. Un libro destinado a cambiar el paradigma de nuestra interpretación sobre el libre albedrío. Sam Harris, tiene una facilidad para la prosa tremenda y ya me había atrapado con otro de sus libros llamado Letter to a Christian Nation, en dónde el autor destruye elegantemente todos los argumentos de la derecha religiosa norteamericana para todos sus puntos de agenda política. Este libro contra-argumenta uno de los pilares básicos de tanto las ciencias cognitivas como de la filosofía judeo-cristiana.

En dos platos, el autor asegura y demuestra con argumentos lógicos y con teorías y experimentos de la neurociencia, como lo que conocemos como libre albedrío, es un constructo ilusorio para justificar por qué tomamos una decisión y no otra, teniendo en cuenta que la decisión es tomada en nuestro cerebro aún antes de que seamos conscientes de la misma.

Este libro cambia tanto el status quo, que aún no he decidido si estoy de acuerdo o no con el autor. No obstante recomiendo ampliamente leerlo, porque cuestionar lo que damos por sentado, es uno de los ejercicios más sanos para la mente y el carácter. ¿Existe el libre albedrío? Sam Harris dice que no.

Text

Este exhaustivo ensayo de Jared Diamond se presenta como una breve historia de los últimos 13.000 años de la humanidad. Parece exagerado que en apenas 500 páginas, se pueda lograr este cometido, y sin embargo después de haberlo leído estoy felizmente sorprendido de constatar que si es una historia breve pero completa del avance de las sociedades en diferentes épocas y diferentes latitudes.

El libro explica como los factores ambientales y la dotación de recursos vegetales y animales, se combinan con el ingenio humano para desarrollar las sociedades, de diferentes maneras en diferentes lugares. Y cómo y por qué las sociedades que desarrollaron las mejores armas, las herramientas de acero y ciertas inmunidades a enfermedades, conquistaron o colonizaron efectivamente a otras sociedades, en diversos períodos históricos en todos los continentes.

Es un excelente libro para comprender desapasionadamente todos estos procesos históricos, que además siguen un patrón constante. Por qué los europeos colonizaron Australia y no fueron los aborígenes australianos los que colonizaron Europa. Un libro para comprender el mundo actual sin explicaciones racistas o deterministas a las que son tan propensos los “occidentales” de hoy en día. Como bono, el epílogo arroja las similitudes entre la comprensión del acenso de las civilizaciones y el éxito empresarial de las corporaciones de hoy. Si te interesa la antropología, la historia y/o la evolución, este es tu libro.

Text

Me tardé demasiado en leer a Arturo Pérez-Reverte. O mejor dicho, en leer una de sus tantas novelas, ya que regularmente leo sus columnas y es una de las cuentas de Twitter que sigo, que más disfruto. Pero después de leer El Club Dumas, puedo asegurar de manera entusiasta que ésta será la primera de muchas que leeré, ya que fue amor a primera vista.

Esta novela, que también tiene una versión fílmica por Roman Polanski, es un thriller detectivesco y veladamente sobrenatural, en dónde el protagonista es un antihéroe con una profesión que ni Hollywood ni la TV han considerado nunca lo suficientemente glamorosa como para dedicarle películas o series: vendedor de libros. O mejor dicho, mercenario de libros, porque su ética para con sus clientes es lo bastante laxa como para que cualquiera lo considere moralmente cuestionable.

La novela narra la investigación de nuestro biblio-mercenario para autenticar un libro que supuestamente escribió el mismísimo Satanás, y aunque quizás algunos perez-revertistas difieran conmigo, encuentro gratas similitudes en el estilo y el tema con mi autor favorito, Umberto Eco, que inclusive tiene un cameo en las páginas de esta apasionante novela. Recomendada con los ojos cerrados.